Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Dr.Ricardo Archila

Por: NurisGonzález | Publicado: 20/04/2011 21:08 |
Actualizado el 28 de septiembre de 2010
 
 
El sanitarista Ricardo Archila
 
El 21 de abril de 1984 fallece en Caracas el eminente médico sanitarista, investigador e historiador Dr. Ricardo Archila Medina, uno de los iniciadores y propulsores de la bibliografía médica en Venezuela. Archila nació en Elorza, estado Apure, el 27 de abril de 1909, miembro de la llamada “generación del 28” –aunque no tuvo parte activa en los sucesos de la Semana del Estudiante, ni en los intentos del 7 de abril de ese año 1928–, hijo de Ricardo Isidoro Archila y de Ana Medina. Su niñez y parte de su juventud transcurre en Ciudad Bolívar y en Trinidad, en Puerto España cursa la primaria en el Liceo “Andrés Bello” que dirigía el doctor Jorge Pereira y en el Saint Mary’s College de esa isla. De regreso a Ciudad Bolívar inicia la secundaria en el Liceo Guayana de don Narciso Fragachán, siguiendo en el Colegio Federal de Varones de Guayana, culminando el bachillerato en Filosofía y Letras, en el Liceo Caracas, que dirigía don Rómulo Gallegos. En 1927 ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, que funcionaba en el Hospital José María Vargas, graduándose en 1934. Realiza pasantía rural en Tucupita y se establece en Ciudad Bolívar hasta 1939, cuando es becado para un postgrado en la Universidad John Hopkins, de Baltimore, Estados Unidos. A su regreso, entra en la lucha sanitarista para librar al país del paludismo y otras endemias tropicales. Hombre de pluma fina, fundó la revista “Oriflama”, órgano de la Sociedad de Estudiantes de la capital guayanesa. Fue colaborador en los diarios nacionales. Su investigatigación en la ciencia médica en el país, se comprende con sus trabajos: “Diccionario biográfico de médicos venezolanos”, “Historia de la medicina en Venezuela”, “Historia del paludismo en la antigua provincia de Apure”, “Historia de la sanidad en Venezuela”, “La expedición Balmis en Venezuela”, “Luis Razetti o biografía de la superación”, y decenas de ensayos y publicaciones. Archila Medina fue miembro honorario de la “Sociedad Latinoamericana de las Ciencias y la Tecnología”, auspiciada por la Universidad Autónoma de Méjico. Fue un hombre enjundioso y ponderado al criticar o analizar actuaciones de sus colegas, recordemos que él terció en la polémica suscitada por declaraciones y escritos del doctor Anduzo, donde éste expresó que Carlos Finlay –el descubridor del Aedes egiptys– había usurpado la teoría del doctor Luis Daniel Beauperthuy; al respecto Archila opinó: “Yo no creo que nadie haya tratado de oscurecer, menguar ni mucho menos usurpar la gloria de Finlay, por medio de la exaltación de Beauperthuy. Cada uno tiene sus méritos intrínsecos, legítimos, que nada ni nadie, tiene derecho a tergiversar o desconocer”. Como buen historiador, emitió un juicio sobre la cuestionada actuación del doctor Felipe Guevara Rojas, cuando fue designado rector de la Universidad Central de Venezuela, siendo repudiado por los miembros de la Asociación General de Estudiantes, en 1912; Archila expone: “Los sucesos tuvieron un tinte de una sedición contra Guevara Rojas, más que una repulsa contra Gómez. Contra esa aparente sombra en su imagen cabal, de quien, lejos de ser un tila o un prototipo de fracaso de sabios, supo restaurar sobre los cimientos desmoralizadores de la Universidad, en su cartera de Ministro, uno de los más notables cambios impresos en el régimen de la educación en Venezuela”. Archila había fundado la Revista de la Sociedad Venezolana de la Historia de la Medicina, en 1953, permaneciendo en la dirección de la misma hasta 1959, cuando ingresa al cuerpo de profesores de la UCV, en 1962 ya es profesor titular y poco después ejerce como Jefe de Cátedra en esa facultad. Desde 1952 hasta 1956 publicó sus artículos y dictó charlas, discursos y conferencias en las más importantes universidades y foros de América Latina y Estados Unidos. Fue miembro de decenas de sociedades médicas, así mismo fue designado Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Medicina, desde 1956. Recibió en vida numerosos reconocimientos, medallas y galardones, que le acreditaron y le reconocieron muchos gremios y algunos gobiernos. Archila estuvo casado, desde 1935, con María Gruber, de cuya unión nacieron tres hijos Guillermo, Ricardo José y César Augusto; todos profesionales de la medicina. Sobre su trabajo se ha escrito y se han ocupado muchos intelectuales, podemos mencionar a Pascual Venegas Filardo, Augusto Márquez Cañizales, Blas Bruni Celli, Franz Conde Jahn, Antonio Briceño Rossi, Tulio Arends, Nicolás Perrazo y Miguel Zúñiga Cisneros; admiraron y reconocieron la labor del ilustre médico apureño. Fue un consecuente docente en la UCV por más de 20 años.
Comenta