Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Dr. Emigdio Cañizales Guédez

Por: NurisGonzález | Publicado: 18/04/2011 04:30 | | #Cont:1




Nació en la plácida población trujillana de Chejendé en 1922 y se hizo desde muy}  joven, miembro de la incipiente avanzada comunista en su época de estudiante de bachillerato.

Cursó Medicina en la Universidad Central de Venezuela y sus estudios del marxismo lo llevaron a comprender el papel de la clase trabajadora en la transformación de la sociedad, por lo que decidió poner su profesión al servicio de los hombres y mujeres que día a día con su trabajo creador generan la riqueza del país. Debieron culminar sus estudios en España debido a que debió ir al exilio por sus actividades revolucionarias.

De vuelta en Venezuela ingresó a la Shell y consiguió ser el primer venezolano en obtener un postgrado en Medicina de Ocupacional en 1954 en la Gran Bretaña.

Algún tiempo después de regresar del postgrado lo botaron de la Shell porque descubrieron su militancia política, luego que los obreros lo eligieron Presidente del Club Recreativo de los Trabajadores de la Refinería de Cardón.

De esa época es su escrito mimeografiado “El médico industrial” donde plantea que el médico del trabajo es un médico de casco y botas, alejado de la frialdad del consultorio, verificando en las condiciones y ambiente de trabajo, la causa de los daños a la salud de los trabajadores, cual Ramazzini, conocido como el Padre de la Medicina del Trabajo y actuando en alianzas con los ingenieros para modificar los procesos causantes de tales daños.

A principios de los años sesenta ingresa al Ministerio de Salud pero la lucha armada le toca de cerca y es enviado al Vietnam donde recibió enseñanzas del padre de la patria vietnamita Ho Chi Ming e instrucción militar de Vo Nguyen Giap. Al regresar a Venezuela actúa en  la clandestinidad, es hecho preso y paga su tributo carcelario. De esa época es el verso del poema con que se cierra esta semblanza.

 Se reincorpora al Ministerio de Salud y conforma con otro eminentemente médico patriota, el Dr. José Rafael Felice una llave que debe perdurar allí donde van los seres queridos después de su muerte física.

Ambos fueron grandes precursores de todo lo que en este país tiene que ver con la salud y seguridad de las clases obrera y campesina.

En 1972 lograron la promulgación de Reglamento de Plaguicidas, en 1974 fundaron la Cátedra de Medicina del Trabajo de la UCV, en 1977 presentaron el Informe de la Comisión Presidencial de Riesgos Profesionales, así como el anteproyecto de Ley de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, y antes de jubilarse de la UCV, apoyaron la creación de los postgrados de Higiene, Medicina y Salud Ocupacionales de esa casa de estudios.

En 1986, Emigdio Cañizales Guedez logra junto con su camarada y amigo, el desaparecido jurista Pedro Ortega Díaz que en el Congreso se discuta y aprueba la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo. Había sido electo diputado al Congreso por el Partido Comunista, de manera que le correspondió en suerte desde redactar el anteproyecto de LOPCYMAT hasta discutir y lograr con sólidos argumentos su aprobación.

Su última actuación pública, antes de retirarse a cuidar a su amada Lourdes, su entrañable compañera de toda la vida, quien padeció de una penosa enfermedad, fue lograr convencer al Presidente J.J. Velázquez para que conformara el Consejo Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laboral, que apenas alcanzó a reunirse un par de veces antes que el Presidente Caldera asumiera la Jefatura del Estado y liquidara ese último intento de Emigdio de poner a marchar a los órganos de aplicación de la ley que impulsaba para la protección de trabajadores y trabajadoras.

En todo sus 82 años, el Camarada Cañizales demostró ser un humanista integro, porque además de médico, fue poeta, escritor, historiador, guerrillero, maestro, luchador gremial en la Federación Médica Venezolana y sobre todo luchador social, con una profunda claridad sobre lo que representa el imperialismo y el papel de los latinoamericanos en la lucha por la derrota total y definitiva del capitalismo. Un filósofo a carta cabal.

Algunas de sus obras son: Historias y cantos de Chejendé (1980), Voces Vegetales (1984), Compensación por daño laboral (1986),  Medicina del trabajo en la Venezuela colonial (1988), El papel del  indio en la Independencia de Venezuela (1993) y  Fuentes maestras de atención primaria en medicina del trabajo (1993).

Dentro de su actividad de escritor y analista produjo numerosos artículos técnicos para la Revista de la Sociedad Venezolana de Medicina del Trabajo, así como artículos de opinión para la prensa escrita, especialmente para Tribuna Popular y Últimas Noticias.

Para darnos una idea del compromiso de Emigdio con este proceso revolucionario concluyamos esta semblanza con el primer párrafo del artículo VILIPENDIO HABEMUS tomado del Diario Ultimas Noticias del 19-3-2002 donde levantó su voz de protesta por el abuso mediático de los dueños de las empresas de comunicación nacional, allí señalaba:

“Desde hace tiempo he estado por asomarme al volcán de improperios, denuestos, insultos, descalificaciones, que en los medios de comunicación y en actos públicos coordinadamente organizados, se vierten sobre el Presidente por sus enconados adversarios....”

El 3-5-2005 nos abandonó físicamente en su querida Macuto dejando más de 15 manuscritos que merecen ser publicados como por ejemplo BOLIVAR EN LA GUAIRA.

HONOR Y GLORIA A EMIGDIO CAÑIZALES GUEDEZ

   

Comentarios
NurisGonzález
NurisGonzález

El venidero mes de mayo se cumplirá cinco años de la desaparición física del Trujillano Dr. Emigdio Cañizales Guédez, nativo de Chejendé. Fue miembro del partido comunista desde su época de estudiante de bachillerato.

Conocido por su trayectoria en la rama de la medicina, iniciando sus estudios en la universidad central de Venezuela y culminándolos en España al exilarse por sus actividades revolucionarias. En sus 82 años de vida fue un gran humanista, porque además de medico fue maestro, parlamentario, poeta, escritor, historiador, internacionalista y luchador social.

Una de sus obras fue “historias y cantos de Chejendé” dedicada al pueblo que lo vio nacer.

Emigdio Cañizales Guédez es considerado el padre de la salud ocupacional de Venezuela, fue él quien inicio los estudios de la medicina del trabajo en Venezuela, así como la corredacción e impulso junto al jurista Pedro Díaz, de la ley orgánica de prevención, condiciones y medio ambiente del trabajo (LOPEYMAT).

En honor a la perseverante labor efectuado por este médico venezolano, varios centros de salud en diferentes estados del país llevan su nombre.

Comenta