Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Dr. Leoncio López

Por: NurisGonzález | Publicado: 03/11/2017 04:16 |




  • Médico especialista en pediatría, político y luchador social. Es recordado por la honestidad y eficiencia que caracterizó su gestión en la gobernación del Estado (1974 - 1979)
  • Hoy 10 de febrero cuando cumple 80 años, continúa pasando consulta en su residencia de la avenida Jacinto Lara de Punto Fijo, en la misma casa donde ha vivido con su familia desde antes de haber sido gobernador

Entrevista publicada en el diario El Falconiano en su edición del 10 de febrero de 2014

- Doctor, ¿es verdad que usted salió de la gobernación del Estado con el mismo carro que tenía cuando llegó a ese cargo?

- Ja, ja, ja, ja… ¡es cierto!, mucha gente comenta eso. Pero no tenía por qué haber sido de otra manera. Uno llega a ese tipo de cargos para ser un servidor público y no para servirse del Estado. Eso se ha desvirtuado y por eso estamos como estamos.

Así comienza la conversación con el doctor Leoncio López. Su cabello, blanqueado por ocho décadas que ha aprovechado “lo mejor que ha podido”, según comenta, va a la par con la lucidez y claridad mental que conserva. Pasa consulta todas las tardes y recuerda con asombrosa precisión la historia de su familia de Miraca, descendiente de los judíos sefarditas que en 1831 huyeron de Coro a Paraguaná a causa de persecución religiosa.

Aunque no profesa la religión hebraica, recuerda que su bisabuelo Josué Levy Maduro López, fue el primer López en llegar a Paraguaná y dejó el Levy Maduro para quedarse con el castellanizado López. “Esos somos los López de Miraca, donde nací el 10 de febrero de 1934, específicamente en Manare”.

-¿Qué recuerda de la Paraguaná de su infancia y adolescencia?



-Había muchas limitaciones, en Miraca estudié hasta tercer grado. Ya para cuarto, quinto y sexto tenía que ir a Pueblo Nuevo en Burro, eso para que tengas una idea de lo difícil que eran aquellos tiempos. En 1948 me fui a Coro a estudiar bachillerato al Cecilio Acosta, el viaje para allá era de una duración imponderable, los carros se atascaban en la arena y el barro. A los 14 años fui a terminar el bachillerato en Barquisimeto.

-¿Por qué medicina?

- No me gustaba el derecho, ni era muy brillante en matemáticas, pero me gustaba la biología y medicina era lo más parecido. Estudie en la Universidad Central de Venezuela de 1954 a 1960, era una formación rigurosa y entre mis profesores estaba el doctor Francisco Montbrun Ríos, brillante catedrático de anatomía quien llegó a ser ministro de Sanidad. Ya graduado me regresé a Falcón a trabajar en Pueblo Nuevo, en el Seguro Social en Punto Fijo, el hospital de Judibana y en el Hospital Cardón, prácticamente vivía ahí. Después me vinculé a la política.

- ¿Y por qué Acción Democrática?

- Lo mío no era ni la izquierda, ni los copeyanos. Además mi cuñado Domingo Hidalgo Zavarcehabía luchado contra la dictadura de Pérez Jiménez como militante de Acción Democrática, es decir que había una influencia de esa organización. Ingresé al partido, perdí en unas elecciones internas, después gané y llegué a ser diputado en el congreso durante el Gobierno de Raúl Leoni.

Era muy formal y elegante en todo, no se veían las procacidades, descalificaciones e insultos que se ven ahora. Pero no me gustó la vida parlamentaria, pues quería regresar con mi familia a Falcón. Ya me había casado con Aura, que es de Maquigua, cerca de Miraca; nada más que pasé la quebrada de El Taparito para encontrar a Aura.


-¿Qué recuerda del parlamento de entonces?

-¿Cómo llega a la gobernación?

- Participé activamente en la campaña de Carlos Andrés Pérez en 1973, me recorrí todo el estado, la gente me conocía y como en aquel etonces a los gobernadores los designaba el presidente, se planteó la idea en el partido, el presidente me lo propuso y acepté.

-¿Por qué quienes vivieron esa época tienen tan buen concepto de su gobierno?


- Siempre digo que ese no fue un gobierno exclusivo de Leoncio López, sino de un equipo de trabajo que se empeñó en rendir al máximo en la gestión, me acompañó mucha gente valiosa y trabajamos por hacer lo mejor y siempre con honestidad.

-¿Algunas obras de aquella gestión?

- La prioridad fue la educación. Construimos 32 ciclos básicos en todo el Estado similares al liceo Rómulo Gallegos de las Margaritas. Entre ellos los de Tucacas, Cabure, Mapararí, La Vela, Mirimire y el de Mene de Mauroa, donde antes los muchachos veían clases al lado de una quebrada llena de aguas negras.

Además de eso en coordinación con organismos nacionales se construyó la hoy autopista Coro - Punto Fijo en el tramo desde Tacuato a El Sabino y la primera etapa de la Alí Primera de El Sabino a Judibana. También la sede del Colegio de Periodistas y el Gimnasio Cubierto de Punto Fijo.

-¿Cómo ve hoy a la ciudad de Punto Fijo?

- Transformándose vertiginosamente y para que eso continúe de la mejor manera, espero que los intereses colectivos priven sobre los particulares de cualquier factor político.

-¿Cuál es su mensaje al pueblo falconiano especialmente a la juventud?

- Hay cuatro palabras clave en la vida: Libertad, paz, respeto y amor. Con la libertad bien entendida, se garantiza el respeto al derecho ajeno; y eso es la paz, como dijo el mejicano Benito Juárez. Por último, todas las cosas hay que hacerlas con amor, que es la máxima expresión humana y el consejo filosófico más auténtico. Lo demás es trabajar,eso es lo que falta para salir adelante.

Publicado hace 20th September 2014 por Luis Aular Leal

Comenta