Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Dr augusto leon cechini extractos del legado de la...

Por: NurisGonzález | Publicado: 17/02/2017 12:21 | |




Dr. Augusto Leon Cechini

Imagen

Extractos del Legado de la excelencia y Semblanza de su personalidad por el Dr. Israel Montes de Oca en la Colección Razetti. Volumen XI. Caracas: Oün Soulie C, Briceño-Iragorry L, editores. Editorial Ateproca; 2011.p.11-20.

En materia de ética encontramos dos momentos estelares. El primero, a principios del siglo XX, cuando Luis Razetti hizo las observaciones éticas de la época. El segundo ocurre en la segunda mitad del siglo pasado, cuando los fundamentos del tópico fueron liderizados por el eminente médico venezolano Augusto León. Fue el factor humano sobresaliente de la actividad eticista en medicina, como persona y en el país un excelso médico internista..

Nació en Aroa (Estado Yaracuy) en 1921. Graduado de médico en 1944 (UCV), con honores summa cum laude. Realizó posgrados de Medicina Interna y Medicina Tropical en la Universidad de Cornell y Puerto Rico (1948). Regresa al Zulia y se incorpora a la docencia como Jefe de Patología Tropical y Profesor Titular de clínica médica y desarrolló sus actividades en el Hospital Urquinaona de Maracaibo. (1950-54).

Se traslada a Caracas e ingresa al hospital Vargas (1954), pasa a la jefatura de la Cátedra de Clínica Médica (Medicina III) en 1956 la cual ejerce hasta su jubilación en 1979.

Fue fundador en 1956 de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna (SVMI), junto a un grupo de más de 88 entusiastas colegas y forma parte como Secretario de Actas y Correspondencia de la primera Junta Directiva. Fue su Presidente entre 1960-61.

Presidente de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna (1964). Junto a una pléyade de eminentes médicos como Henrique Benaím Pinto, Otto Lima Gómez y José Ignacio Baldó abordó, el proyecto nacional docente con la fundación de los posgrados de Medicina Interna en 1959 que resultó en la formación universitaria de internistas integrales y fue un gran artífice de esta labor.

Perteneció a la Academia Nacional de Medicina Formó parte de la Junta Directiva como Vicepresidente (1986-88) y como Presidente (1988-90)

Este proyecto dio y ha dado como resultado la formación de centenares de Médicos Internistas y dejo a la especialidad como factor indispensable en la integración de cualquier Sistema Nacional de Salud y proyectarla también como una disciplina de servicio colectivo.

Fue Individuo de Número en la Academia Nacional de Medicina en el Sillón Nº IX luego ocupó el Puesto Nº 4 como Miembro Correspondiente Nacional (1978), electo Individuo Nº IX (1980), cuando desarrolló el tema de Eutanasia.

El Centro Nacional de Bioética se fundó en 1995 y Augusto León fue su Presidente Honorario y conjuntamente con nueve colegas mas pudieron concretar esa idea maravillosa, surgida como una institución esencialmente educativa,

Desde el punto clínico Incluía una incomparable exploración semiológica, el Dr. Augusto León era un experto en su elaboración.

Como director del posgrado de Medicina Interna por más de 20 años, desarrolló actividades docentes, asistenciales, de investigación y organizacionales. Formar médicos internistas con una constitución integral fue su misión prefulgente y advertía que el estetoscopio, el oftalmoscopio o el martillo de reflejos no eran para guardarlos en el bolsillo de las batas y simbolizar que somos médicos. Son herramientas clínicas para hacer un diagnóstico holístico con una óptima relación médico paciente, marcar el principio ético del médico internista y la esencia de ser médico.

Poseía fácil capacidad para trasmitir los conocimientos, sembró en las nuevas generaciones, no las limitaciones sino el sentido crítico del aprendizaje y con un permanente recordatorio de los altos principios y valores propios de los insignes maestros del pensamiento.

Sus actividades estuvieron siempre plasmadas por la precisión y la excelencia, transfería un exordio ejemplarizante para los diálogos e insistía en la formación humanística del internista. Con sus conocimientos realizaba diagnósticos difíciles y producía estímulos de aprendizaje tan significativos por tener la verdad siempre comprobable.

Por su amplia cultura fue un paradigma de los más sensibles valores que exige la profesión.

Elaboró y escribió más de 7 libros, entre ellos: "Ética en Medicina", ganador del Premio Luis Razetti de la Facultad de Medicina, así como el de eutanasia. Estas 2 obras, junto al Informe Latinoamericano sobre Ética, publicado en Gaceta Médica en 1999, representan la esencia de sus pensamientos en el campo científico de la Bioética, con reconocimiento internacional y recomendadas por grandes instituciones médicas y de la especialidad de la Bioética.

Fue promotor de la ética como directivo del Centro Nacional de Bioética. Asesoró a múltiples instituciones nacionales e internacionales, entre ellas Universidades de Harvard, Georgetown, New York, Virginia y la Federación Latinoamericana de Bioética (Felaibe).

Escribía claro y preciso. Su libro "Ética en Medicina", ganó el premio Luis Razetti y sus publicaciones que superan las 146, fueron base para los principios deontológicos de la Federación Médica Venezolana. Otras obras destacadas: los errores médicos, la iatrogenia, el ‘Primum Non Nocere’ (primero no hacer daño), el deber de defender los derechos de los pacientes y alertar la investigación en humanos, formaron parte de los temas de la bioética que analizó como director de los posgrados.

Augusto León representó en sus últimos años de vida para la medicina, la sociedad y la política venezolana del momento una voz de alerta incomoda y muchas veces desagradable, pero nunca refutable.

La medicina interna y su ejecutor el médico internista reconocerá por todos los tiempos que Augusto León significó el nacimiento y el legado de la excelencia.

Falleció el 20 de julio de 2010

Trabajo presentado en la Sesión Ordinaria del en Caracas, el 11 de noviembre de 2010 en la Academia Nacional de Medicina.

"La mayor dificultad en la vida de un profesional es adquirir un conocimiento efectivo y convertirlo en sabiduría" Sir William Osler.

Comenta
Antes de comentar, comprueba si alguien ya ha respondido en el  hilo superior