Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Dr. Rafael Humberto Lander Delgado

Por: NurisGonzález | Publicado: 06/02/2017 18:24 |




Nació en Caracas el 11 de Abril de 1943, de una familia numerosa.
Fueron sus padres: Humberto Rafael Lander Lander y Miguelina Delgado Dalo.
Se graduó con honores en la Universidad Central de Venezuela en 1967.
En 1968 se casó con Blanca Jauregui Sánchez y tuvieron cinco hijos: Humberto Rafael, Héctor Andrés, Arlene Eugenia, Oscar Alejandro y Patricia Elena y siete Nietos.
Realizó sus estudios de Neurología en la Universidad de Temple en Filadelfia, USA.
A su llegada al país en 1973, se incorporó como Profesor en la Cátedra de Neurología del Hospital Universitario de Caracas donde por más de 10 años, se dedicó a la formación de los Residentes de Neurología dando muestras de su sólida formación académica y humana.
Durante su estadía en la Cátedra inicio la consulta especializada en Trastornos del movimiento, dando así comienzo en nuestro país a la formación de Neurólogos en esta importante área de la Neurología.
Posteriormente formó parte del cuerpo médico del Centro Médico Docente La Trinidad donde llegó a ocupar el cargo de Jefe del Servicio de Neurología y continúo así su labor académica y asistencial.
También ingreso como Neurologo al Centro Médico de Caracas, donde rápidamente se gana el respeto y la admiración del personal.
Igualmente participó de forma activa en la Sociedad Venezolana de Neurología, donde realizó funciones de Vicepresidente, secretario y vocal.
También formó parte de los grupos de trabajo de dicha sociedad, en Trastornos del movimiento y Esclerosis Múltiple para la elaboración de las pautas en dichas áreas.
Miembro Titular de LACTRIMS, American Academy of Neurology, Eaast Coast Neurological Society y American College of Physicians, además de conferencista en múltiples congresos y Jornadas Nacionales e Internacionales.
Era una persona reservada pero afable.
Tuvo 2 grandes pasiones: la Neurología y su familia.
Fue un Neurologo excepcional y la muerte lo sorprendió en el ejercicio de su actividad profesional que tanto disfrutaba pero tuvo la inteligencia de combinar su dedicación al trabajo con un profundo amor por su familia, con quien compartía frecuentemente como lo demuestra el hecho de que sólo pocos días antes de su muerte había regresado de un viaje con su esposa, hijos y nietos.
Rafael nos deja en un momento de plenitud académica y personal pero su recuerdo perdurará en el corazón de todos los que tuvimos el placer de conocerlo y de ser su amigo.


Angelina Faoro M.

Comenta