Globered
Consigue tu propia pgina web
0 0 0

Dr. Pablo Jos Anduze

Por: NurisGonzález | Creado: 16/03/2014 01:05 |
Distinguido médico, veterinario, entomólogo, antropólogo, geógrafo, biólogo y políglota, es de los pocos científicos con la experiencia y conocimientos sobre la biología, medicina, geografía y la etnología de nuestra vasta región amazónica, nacido en Puerto España capital de Trinidad y Tobago,
Nace el 21 de agosto de 1902, hijo de Pablo Anduze y de María Díaz Muñoz. Estudió primaria en Yaguaraparo, población oriental donde vivía la familia; la preparación secundaria la realiza en la Maison de Melle en Bélgica y en el Saint George’s College de. En 1936 dictó el primer curso de Malariología organizado en Venezuela.
Inicia en 1938 estudios en la escuela de Agricultura y la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell en Estados Unidos y en el Instituto Gorgas de Panamá en 1940.
A su regreso a Venezuela es designado jefe de la sección de Entomología del Servicio de Profilaxia de la Fiebre Amarilla, jefe de Entomología del Instituto Nacional de Higiene en 1941, miembro de la Comisión Nacional para el estudio de la oncocercosis y jefe de Entomología Médica de la empresa petrolera norteamericana Creole durante el período 1946-1951.
La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales lo recibió como Individuo de Número al ocupar el Sillón XV, a tal fin presentó el trabajo: “Contribución al estudio de los vectores de la fiebre amarilla en Venezuela”.
En 1950 se integró como jefe de la Comisión de Zoología a la Expedición Franco-Venezolana presidida por el mayor Franz Rísquez Iribarren, que llegó al nacimiento del “Río Padre” el 27 de noviembre de 1951 a las 8:51 de la mañana; iría en compañía de varios científicos y profesionales entre ellos el profesor José María Cruxent, director del Museo de Ciencias Naturales.
Experiencia científica y humana, donde pudo tratar a los aborígenes yanomami y de otras etnias durante la arriesgada e inédita travesía, reseñada en su obra Shailili-ko.
El Dr. Anduze es designado en 1952 Entomólogo del Instituto Nacional de Higiene y de la División de Fiebre Amarilla y Peste en 1953.
Fue nombrado profesor asistente de la Cátedra de Patología Tropical de la Facultad de Medicina de la Universidad Central. Obtiene el premio Dr. José María Vargas en 1954 con su trabajo “Los mamíferos de Venezuela”.
Su labor científica es reconocida por la Ilustre Universidad de Central de Venezuela en 1956 con el Doctorado Honoris Causa en Ciencias Médicas.
Durante muchos años se dedicó al estudio y divulgación de las condiciones socioeconómicas de nuestros indígenas, actividad reconocida por la Unesco. Designado por el Ministerio de Justicia miembro de la Comisión Indigenista en 1958.
Sus servicios siempre útiles fueron solicitados en la lucha contra la malaria, correspondiéndole internarse en sitios inhóspitos tales como: las selvas de San Camilo, Ticoporo y Mijagual, e inclusive estuvo en Brasil para el estudio de vectores de fiebre amarilla; con informaciones adicionales de la flora, fauna y sobre los habitantes de esas regiones.
Sus profundos conocimientos de entomología fueron reconocidos tanto en Venezuela como en el exterior entre ellos mencionamos: Museo Británico, la Smithsonian Institution, el Museo Nacional de Washington, los museos de Ciencias de Caracas, Chicago, Pittsburg, Estocolmo y otros países.
Ocupó la gobernación del Territorio Federal Amazonas, hoy estado Amazonas durante los períodos: 1960-1963 y 1974-1976. Es Diputado al Congreso de la República por esa entidad durante el período 1974-1979.
Al Dr. Anduze le son reconocidos sus grandes méritos investigativos y divulgadores mediante diferentes condecoraciones y reconocimientos tanto nacionales como extranjeros tales como: las órdenes del Libertador, Andrés Bello y Henri Pittier. Su valioso legado lo constituyen sus obras sobre entomología, etnología, antropología, biología y toponimia: “Bajo el signo de Máwari” y “Deruwa”, más sus trabajos sobre la etnia yanomami, piaroa, kariña o yanomamo.
Fundó el Boletín de Entomología Venezolana, Dejó varios trabajos inéditos, entre ellos un Índice de la geografía física y política de Venezuela, constaba de 1.760 páginas, con más de 70.000 toponimias y referencias geográficas.
El distinguido investigador Pablo Anduze fallece el 20 de noviembre de 1989 en Puerto Ayacucho, donde estuvo radicado y dedicado al estudio de esa región amazónica, preocupado por la poca atención sanitaria, educativa y social que recibían las etnias establecidas desde tiempos remotos. http://www.el-carabobeno.com/

0 0 0

Dr. Ricardo Aliendres

Por: NurisGonzález | Creado: 15/03/2014 03:36 |
Se despidió de la vida este viernes. Su tiempo se acabó, pero en el curso dejó un legado reconocido por sus allegados, colegas, y pacientes.

Fue siempre un profesional preocupado por la salud de los orientales

Al amanecer de este viernes se fue el médico que hizo de la lucha contra la diabetes una misión de vida.

Una enfermedad, inexplicable en una persona como él que siempre estaba en actividad, estudioso, dicharachero y buena gente, como les escuchamos decir a muchas personas que lo conocieron y recibieron su atención profesional, minó su labor profesional y sus condiciones físicas.

Aliendres contaba que desde niño supo que se iba a dedicar a la Medicina. El galeno de su pueblo natal, Río Caribe, estado Sucre, lo inspiró. Admiraba lo que hacía ese señor y al terminar el bachillerato se inscribió en la carrera en la Universidad Central de Venezuela (UCV). De allí egresó en la promoción Dr José Pérez Guevara y Dr Miguel Pérez Carreño.

Posteriormente hizo el internado en el hospital Luis Razetti de Barcelona y un postgrado en Medicina Interna en el Hospital Vargas de Caracas, donde estuvo 9 años y se desempeñó como adjunto al jefe de Medicina II.

La misión

En el año 1982 regresó a Anzoátegui porque, pensó, la provincia le brindaba la oportunidad de hacer más por la gente.

Ese querer hacer más lo llevó a emprender una especie de campaña contra la diabetes, un mal en ese momento poco conocido y poco tratado en el país. Entonces se enfocó en una campaña educativa y preventiva contra esa enfermedad que elevaba sus índices de prevalencia en el país.

Supo de los estragos que causaba la diabetes cuando cursaba el tercer año de la carrera y conoció a un paciente diabético que era médico y al que tuvieron que amputarle las piernas y poco después murió.

Ese hecho lo marcó y más tarde se convirtió en la razón principal de su compromiso con esa parte de la población personas que debía enfrentar ese diagnóstico.

Por los demás

Así, al ingresar al equipo del hospital Domingo Guzmán Lander de Barcelona creó, junto con sus colegas Aníbal Saud y Luis Jiménez, la primera unidad de estudio, diagnóstico y prevención de la diabetes.

Jornadas, conferencias y charlas los últimos sábados de cada mes sobre los adelantos en el tratamiento de la diabetes signaron la labor de esta entidad a través de la cual se logró que los habitantes de la zona supieran más de una enfermedad que tenía mucho que ver con los hábitos alimentacios, adicciones como fumar y el alcohol, y el sedentarismo.

Con el paso del tiempo se incorporaron más médicos, enfermeras, nutricionistas, hematólogos, oftalmólogos, y el interés se proyectó hacia otros estados y eso, de una u otra forma, llevó a la creación de la Federación Nacional de Diabetes (Fenadiabetes) de la cual el doctor Aliendres fue miembro fundador.

Aliendres deja una herencia de humanidad a sus cuatro hijos y a su familia, a quienes expresamos nuestras más sentidas palabras de condolencia. Paz a sus restos

Por méritos
El doctor Aliendres (14-3-1943), fundador de la Asociación de Diabetes de Anzoátegui, mereció el reconocimiento de sus colegas durante sus funciones en hospitales de la zona y en el Centro Médico Anzoátegui donde fundó la Sociedad de Médicos. Una de las últimas manifestaciones de respeto a su labor la recibió cuando la enfermedad había comenzado a aquejarlo, por parte de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna, en la oportunidad de las VIII Jornadas Orientales de esa especialidad en octubre de 2009.

0 0 0

Dr. Jess Alfaro Garanton

Por: NurisGonzález | Creado: 29/01/2014 18:01 |
TITULO MEDICO CIRUJANO: UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA 13.8.1965

PROMOCION “LUIS PLAZA IZQUIERDO”.

TITULO POST GRADO CIRUGIA PLASTICA: HOSPITAL VARGAS DICIEMBRE 1969.

MEDICO ADJUNTO AL SERVICIO DE CIRUGIA PLASTICA DEL HOSPITAL PEREZ CARREÑO (1970 A 1982).

JEFE DE SERVICIO DE CIRUGIA PLASTICA HOSPITAL PEREZ CARREÑO (1982- 1997)

PROFESOR Y JEFE DEL POST GRADO DE CIRUGIA PLASTICA DEL HOSPITAL PEREZ CARREÑO – UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA (1974 A 1997).

EX PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD VENEZOLANA DE CIRUGIA PLASTICA (1990 - 1992).

MIEMBRO PERMANENTE DEL CONSEJO NACIONAL DE CIRUGIA PLASTICA

MIEMBRO CORRESPONDIENTE DE LA SOCIEDAD CUBANA DE CIRUGIA PLASTICA.
MIEMBRO HONORARIO DE LA SOCIEDAD COLOMBIANA DE CIRUGIA PLASTICA. 

0 0 0

Dr. Guillermo Delgado Palacios

Por: NurisGonzález | Creado: 24/01/2014 11:25 |
De mi "Diccionario biográfico, histórico, geográfico y estadísitico de Venezuela (1890-1908) William Sullivan, billslawns@yahoo.com DELGADO PALACIOS, DR. GUILLERMO Caracas, 1867—Caracas, 18.4.1931. Hijo de Ramón Delgado Zuleta y María del Rosario Palacios Rivas. Hermano de los doctores Enrique y Ramón. Married Rosalia Ruiz. Hizo sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Falcón, pasando posteriormente al Colegio Villegas en Caracas [dirigido por el doctor Guillermo Tell Villegas], donde obtuvo el grado de Bachiller en Ciencias Filosóficas (15.8.1882). Matriculó a la Universidad Central de Venezuela donde obtuvo los grados de Bachiller en Ciencias Médicas (14.6.1890),
Doctor en Ciencias Médicas (21.6.1890) y el de Farmaceútico (1898).
Fue discípulo de los profesores Adolfo Frydensberg y Vicente Marcano. Preparador del Laboratorio Municipal del Distrito Federal (n. 7.11.1892).
Profesor de la cátedra de Agronomía en la Universidad Central (1895). Se le electó miembro de la Junta Central de Aclimatación y Perfeccionamiento Industrial (1895).
Secretario (n. 15.7.1897) y Presidente de la misma Junta a partir del año 1897. Miembro de la Comisión Redactora de la Cartilla de Agricultura (n. 10.8.1897). Secretario del Consejo Superior de Agricultura (10.2 hasta 17.6.1898).
Secretario de la Facultad de Farmacia de la Universidad Central (1898).
Profesor interino de la cátedra de Química en la Universidad Central (1898-1899), y Catedrático de la misma disciplina (1899-1914).
Profesor universitario quien firmó (13.12.1902) el “manifiesto para aplaudir la atitud patriótica por el supremo gobierno ante el bloqueo por las potencias extranjeras”.
Miembro-fundador de la Academia Nacional de la Medicina, Caracas (11.7.1904), ocupando Sillón Número XX.
Actuó como Primer Vicepresidente de la Academia (1906 a 1908), y su Presidente (1908 hasta 1910).
Profesor de la Cátedra de Antropología General en la Universidad Central (n. 2.1.1908).
Leaves Valparaiso, Chile, aboard the liner Santa Elisa, arriving at the port of New York (25.3.1921).
Colaboró en la Gaceta Médica de Caracas, la Revista de la Sociedad Vargas de Estudiantes de Medicina, Anales de la Universidad Central de Venezuela y El Cojo Ilustrado [su fotografía aparece en dicha revista (1.3.1895).
Escribió un estudio con los doctores Enrique Meier Flegel y César Flamerich sobre el estado sanitario de las aguas de Caracas por el Ministerio de Obras Públicas (1906).
Publicaciones:
-- Adelanto de la cria: enfermedades del ganado. (Caracas: Tipografía Americana, 1922);
-- Chimie pathologique tropicale de la región atlantique. (Caracas: Lit. y Tip. del Comercio, 1914);
-- Contribución al estudio del café en Venezuela, por el dr. G. Delgado Palacios. (Caracas: Tipografía El Cojo, 1895);
--Cuestionario sobre el cultivo y beneficio del café [por Antonio Pedro Mora y G. Delgado Palacios]. Edición Oficial (Caracas: Imprenta Nacional, 1895);
-- Discurso en la Academia Nacional de Medicina, Caracas, Centenario de Darwin. 12 de febrero de 1909. (Caracas: Tipografía Guttenberg, 1909); Nota preliminar sobre la peste boba y la derrengadera de los equideos de los llanos de Venezuela (tripanosomiasis), por Rafael Rangel… Tripanosomiasis y fiebre de Tejas, por G. Delgado Palacios…Bernardino Mosquera. (Caracas: Tipografía Herrera Irigoyen & Cå, 1905. VEASE “DOCUMENTO 7” VEASE “DOCUMENTO 8” VEASE “DOCUMENTO 272” VEASE “DOCUMENTO 361”

0 0 0

Dr. Amadeo Leyba Ferrer

Por: NurisGonzález | Creado: 21/01/2014 05:06 |
Su infancia transcurrió en una vivienda de la urbanización El Paraíso, en un ambiente cultivado por una madre que atendía y cuidaba el hogar y un padre trabajador y visionario.
Luego de una estancia de productividad, con gran acierto en la creación de una fábrica de concentrado de frutas, la familia se traslada a Casablanca, Marruecos, pero la muerte prematura del padre, hace que las coordenadas se orienten nuevamente hacia Venezuela, donde regresan para establecerse definitivamente. 
Sus primeros años de estudios los comenzó en el colegio República del Ecuador que luego continuó en el colegio San Agustin de El Paraíso.
Tuvo también dos años de escolaridad en Marruecos, cuando estaba aún bajo dominio francés.
Se graduó de bachiller en el Liceo Aplicación, de Caracas, y se inscribió en Medicina en la Universidad Central de Venezuela, atraído por una profunda vocación altruista que despertó, al ver las atenciones que los médicos le dispensaban a su abuela enferma.
En 1969, recibió el título de Médico Cirujano, de manos del rector Jesús María Bianco. Realizó el internado rotatorio de postgrado en el Hospital Universitario de Caracas, y luego entró, por concurso, al post-grado de Pediatría y Puericultura en el Hospital de Niños José Manuel De Los Ríos, que culmina en 1975. 
Al finalizar sus estudios, continuó en el Hospital de Niños, donde realizó una brillante carrera asistencial y docente que lo llevó a desempeñar varios cargos.
Fue monitor de postgrado, jefe del departamento médico, médico adjunto y finalmente, jefe del servicio de Medicina VII del mismo hospital, cargo que desempeñó hasta el año 2000 cuando pasó a jubilación.
En 2001, fue designado jefe honorario del servicio de Medicina VII del Hospital de Niños. De sus maestros, recuerda las sabias enseñanzas de los doctores Pastor Oropeza, Simón Gómez Malaret, Agustín Zubillaga, Humberto Latuff y Francisco Carrera, entre otros. Con gran pasión, es profesor colaborador para estudiantes de medicina y residentes de pediatría.
Ha sido padrino de varias promociones de pre-grado y post-grado. Conferencista de amplio rating en los mejores auditorios de pediatras del país y del mundo. Su estilo incisivo, claro y preciso, lo ha hecho, un invitado infaltable en cualquier evento de renombre nacional.
Tiene en su haber más de 500 conferencias. De presencia imponente, adonde llega se hace sentir.
Tiene un carisma y magia que convoca multitudes. Pero además de actitud, tiene humor fino, del que hace gala, siempre que habla.
El público que lo ha seguido, cuando lo escucha, sabe qué contenido hay, detrás de cada palabra, inclusive también, detrás de cada gesto.
En pocas palabras dice mucho. Tiene además una capacidad de síntesis, que muchos quisiéramos replicar.
Todo lo que dice siempre es importante. Conoce a la perfección lo trascendente. Nunca cansa, porque también conoce el valor del tiempo.
Su mensaje siembra el interés del conocimiento. Cuando termina cualquier disertación, los elogios premian su excelencia.
Tan es así, que si hubiera un cuantificador de la resonancia de aplausos por conferencista, él sería siempre el primero. Cuando él habla, el aforo siempre resulta insuficiente. No hay duda, que en el doctor Leyba Ferrer, convergen un cúmulo de virtudes, que lo hacen único e irrepetible, por eso su nombre y su obra palpita en el corazón pediátrico venezolano. Pero ese liderazgo en la transmisión de conocimientos médicos, traspasa la barrera de lo académico, llegando también a tener presencia en las luchas gremiales y sociales. Tiene una vena política que brotó desde la adolescencia. No tolera las injusticias y por eso no sólo ha levantado la mano sino también la voz para hablar por los que no la tienen.
Desde muy joven ocupó la presidencia de la confederación de bachilleres, luego como médico, lideró la Sociedad de Internos y Residentes del Hospital Clínico Universitario,
Fue presidente de la Sociedad de Médicos del Hospital de Niños J.M. De Los Ríos, y posteriormente de manera sucesiva,
Presidente del Colegio de Médicos del estado Miranda, presidente del Colegio de Médicos del Distrito Federal y Presidente de la Federación Médica Venezolana. Durante su gestión, emprendió un trabajo de masificación de los cursos de actualización médica, para mejorar la calidad del servicio y atención a los pacientes.
Después de haber cumplido su mandato federativo, incursionó en la política nacional y fue elegido concejal del Concejo Municipal del Distrito Federal durante varios periodos, con relevancia en la comisión de salud, donde fue su presidente, emprendiendo grandes reformas y velando siempre por la asistencia a los más necesitados. Desde 1990, se retiró de la vida política y se entregó a la labor docente y asistencial de forma exclusiva.
Desde 1998, es coordinador del Departamento de Pediatría del Hospital de Clínicas Caracas y en el año 2010, asumió la presidencia de la junta directiva de ese centro asistencial privado.
Ha publicado más de 60 trabajos científicos, y en sus antecedentes editoriales ha sido co-autor del Código vigente de deontología médica de Venezuela, co-redactor del esquema de inmunizaciones de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, e impulsor de 21 ordenanzas municipales, entre las que resaltan la autorización para la cremación de cuerpos humanos, el destino final de los desechos tóxicos, la habilitación de vías accesibles para los discapacitados, y otra para la prohibición de vallas, que promuevan el consumo de alcohol y el uso del cigarrillo. En su reflexión, alerta que las leyes están, el problema es que no las cumplen. 
En 2010, fue designado epónimo del 56° Congreso Venezolano de Puericultura y Pediatría, celebrado en la ciudad de Maracaibo. Es un amante de la gastronomía y las tertulias, y por ello tiene reservado cada semana un espacio para rendirle culto al paladar y a los temas de actualidad. Pero además de excelente anfitrión es un experto jugador de dominó y los más entrenados dicen, que nunca sale con doble, pudiendo trancar el juego, mejor que como lo hacía el legendario "Tigre de Carayaca".
Lector empedernido y estudioso de los personajes que han cambiado el rumbo de la historia, en su mesa de noche, han pasado libros, como el inmortal Don Quijote, de Miguel de Cervantes, hasta ensayos y relatos que descifran la vida y obra de héroes como Bolívar, Churchill, Charles de Goulle, Franklin Delano Roosevelt, Nelson Mandela, Napoleón Bonaparte y Charles Maurice de Talleyrand, entre otros. 
De los contemporáneos ha quedado sorprendido de la autenticidad y lo drástico de Fernando Vallejos, sobre todo con la publicación del libro Peroratas, donde reta y derriba márgenes y patrones de la sociedad moderna.
Habla español, francés, árabe, y domina el inglés técnico. Conoce varios países del mundo, pero quedaron en su memoria, recuerdos fijos de sus viajes por Polonia, donde lo estremeció la crudeza del nazismo; en Tailandia, donde quedó marcado por los grandes contrastes: rascacielos de primer mundo, con elefantes deambulando por las principales calles y avenidas de las ciudades; en Australia, por lo innovador y el alto tenor de vida, especialmente en Melbourne, donde quedó sorprendido al descubrir que el transporte público es gratuito; en Israel, donde pudo reafirmar las enseñanzas cristianas cultivadas en el seno de su colegio católico; y de América Latina, le gustó Chile y Colombia, por su orden y estructura. De Brasil, recuerda la visita a Salvador de Bahía, donde el lunar de la América colonial, con los estigmas de la esclavitud, dejó sus huellas en esta ciudad costera con fachada al atlántico, adonde llegaron los primeros esclavos de África. Quedó aturdido al ver los vestigios de las balanzas donde eran pesados para ser vendidos o comercializados. Esa lectura de la condición humana le dejó grandes enseñanzas para su vida futura. En su agenda, quedan pendientes las visitas a China, Egipto, Japón e India, que espera poder hacer en los próximos años.
Casado con María de Los Ángeles Rodríguez Desancho, es un admirador de la familia unida. Con sus hijos Amadeo, José Vicente, María de Los Ángeles y Javier comparte el júbilo de la descendencia exitosa. . Adriana Carlota, hija de su primogénito, le regaló la primera oportunidad de ser abuelo, que disfruta con abnegación.
Trabajador y estudioso incansable, en el otoño de su vida, sigue haciéndolo con la pasión del residente, pero con la meditación del sabio.
Su estilo y aporte a la medicina, lo hacen, sin lugar a dudas, una de las mejores referencias de la historia pediátrica contemporánea venezolana.

Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 ... 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 ... 598 599 ]