Globered
Consigue tu propia pgina web
0 0 0

Dr. Jos Mara Vargas

Por: NurisGonzález | Creado: 13/04/2011 20:07 |

José María de los Dolores Vargas Ponce fue un médico cirujano, científico, catedrático, político, escritor y presidente de Venezuela. Nació en La Guaira el 10 de marzo de 1786 de José Antonio de Vargas Machuca y Ana Teresa Ponce. Murió en Nueva York el 13 de julio de 1854.

En 1798, ingresó en la Universidad Real y Pontificia de Caracas, donde cursó de 1802 a 1806. Se graduó de bachiller en filosofía el 11 de julio de 1803. Obtuvo sus grados de bachiller, licenciado y doctor en medicina en el año de 1808.

Apenas terminó sus estudios médicos se traslada a Cumaná, donde vive hasta 1812; luego de iniciado el movimiento de la Independencia, Vargas es parte del Supremo Poder Legislativo de Cumaná en 1811. Se encontraba en La Guaira cuando el terremoto del 26 de marzo de 1812, y allí prestó servicios como médico y hombre público a la comunidad de su ciudad natal, los cuales fueron reconocidos oficial y públicamente por la municipalidad guaireña. Después del terremoto regresó a Cumaná, y se reencargó de sus actividades profesionales.

Cuando llegó Francisco Javier Cervériz a Cumaná, redujo a prisión a todos los que habían tomado parte en la Legislatura, y Vargas fue enviado a las bóvedas de La Guaira donde permaneció hasta comienzos de 1813 cuando fue libertado. A fines de ese año se embarcó hacia Europa, con el propósito de ir a Edimburgo a perfeccionar sus estudios médicos y quirúrgicos. Allá estudió cirugía, química, botánica, anatomía, dentistería. En Londres obtuvo su incorporación al Real Colegio de Cirujanos. De regreso a América en 1819, se estableció en la isla de Puerto Rico, pues a este sitio, durante la guerra, habían ido a refugiarse sus hermanos con su madre, y administraban una propiedad en el sitio de Aguas Prietas, cerca de la ciudad de Ponce.

En Puerto Rico desarrolló una ingente labor profesional y científica. Allí escribió numerosos trabajos y colaboró con la Junta de Sanidad de la isla. En 1825, decidió regresar a Venezuela definitivamente. El 18 de octubre de 1825 ya está en Saint Thomas y poco después se encuentra en Venezuela. Desde su llegada se dedicó al ejercicio de su profesión y se incorporó a la Universidad de Caracas como profesor de Anatomía. Primero dictaba las clases en su casa de habitación y luego inició los estudios oficiales en la universidad, habiéndose dedicado a componer un texto de estudio. En 1827, después de la reorganización de la Universidad por el Libertador, fue electo rector, el primer rector médico, como lo permitían ya los nuevos estatutos.

Es a partir de esa época cuando Vargas comienza a dar en Caracas muestras de su capacidad administrativa, de su sabiduría y sentido común. En todas partes se le admira y se le respeta. Las rentas de la universidad, dispersas y atrasadas, son puestas al día bajo su exacta laboriosidad. Se dedica a reorganizar las diversas facultades, a la creación de nuevas cátedras, a las reparaciones físicas de los locales, a la organización de bibliotecas, a relacionar la universidad con otros planteles, de modo que cuando terminó el rectorado de Vargas, la universidad se había remodelado y puesto al día.

Fuera de su condición de médico y cirujano, como profesor de anatomía, inaugura las disecciones sobre cadáveres, procedimiento novedoso para la época, lo que le confirió extraordinaria reputación como docente. Fundó en 1827 la Sociedad Médica de Caracas, con lo que se comenzaron a practicar reuniones científicas en el país. Es ampliamente conocida su labor botánica en este período y sus relaciones con hombres notables de esta ciencia en el mundo entero; De Candolle, uno de los más grandes botánicos de la época, bautiza algunas plantas con el nombre de Vargasia en homenaje a los trabajos de Vargas sobre la materia. Una vez terminado su rectorado, Vargas se dedicó de lleno a la instrucción, y ya en 1832, fundó la cátedra de Cirugía.

Simultáneamente con sus actividades científicas y educativas, Vargas tomó parte en las actividades políticas, y así lo vemos asistir al Congreso Constituyente de 1830, donde desplegó una gran actividad en las comisiones de trabajo, en las sesiones plenarias y en muchas oportunidades salvó su voto cuando se atacó al Libertador. Va a ser en 1830 albacea testamentario de Bolívar, encargo que cumple junto con los otros 3 albaceas con religiosa acuciosidad. En 1829, al ser fundada en Caracas la Sociedad Económica de Amigos del País, Vargas fue designado su primer director. Su obra científica es extraordinaria. Sus conocimientos son sólidos y precisos. Goza de una merecida fama de hombre de carácter recio, firme, de una sabiduría universal, humanística y técnica, de un espíritu despierto y una inteligencia viva.

[editar] Presidencia

Es por ello que no resulta extraño que, cuando en 1834 se comienza a hablar de los candidatos para el segundo período presidencial (1835-1839), se fijen en él todas las miradas, especialmente las de aquellos hombres que representan la clase intelectual.

Había obviamente en esta selección un sentimiento o una reacción antimilitarista. Venezuela se encontraba, hacia 1835, con la presencia personal viva de muchos de los jefes que habían tomado parte en la independencia de Venezuela y de los otros países bolivarianos. La mayoría de estos jefes militares eran hombres que oscilaban en el promedio de los 40 años, y estaban todos activos en sus rangos militares.

Venezuela veía con desconfianza esa multitud de hombres que tenían lógicas ambiciones políticas y de poder, y las clases intelectuales trataron de anteponer a ellos, como recurso para un posible reforzamiento del poder civil, la personalidad de Vargas. Es por ello que, a sabiendas de que a éste no le atraía la figuración política y que prefería el gabinete tranquilo del estudio, hicieron todo lo posible para vencer su resistencia.

La opinión pública caraqueña y nacional lo presiona en forma sistemática para que acepte la primera magistratura. Vargas insiste repetidas veces en no ser el candidato, ni ser el hombre que puede conjurar los peligros que acechan a la República en esa época, pero al fin cede ante la universal presión que lo lleva en una forma casi unánime al solio presidencial. Fue electo presidente en las elecciones de 1834, voto ratificado por el Congreso el 6 de febrero de 1835 y se posesionó de la presidencia el día 9.

El 7 de junio siguiente estalló la llamada Revolución de las Reformas que lo depuso del cargo y lo envió exiliado a Saint Thomas. Páez, facultado para ello por el presidente Vargas, asume la dirección del ejército constitucional y en pocas semanas expulsa de la capital a los rebeldes y repone a Vargas como presidente constitucional. Continúa en el ejercicio del cargo hasta abril de 1836 cuando renuncia irrevocablemente. Después de esta experiencia se dedica durante el resto de su vida exclusivamente a la causa de la educación.                                                                                                                             Asume la presidencia de la Dirección general de Instrucción Pública, la cual ejercerá desde 1839 hasta 1852. Continúa dando en la Universidad sus clases de anatomía y cirugía y funda en 1842 la cátedra de química. Preside la comisión encargada de exhumar en Santa Marta los restos del Libertador y conducirlos a la Patria, misión que queda cumplida en diciembre de 1842.

Escribió en estos años numerosos trabajos científicos. En agosto de 1853, sintiéndose enfermo, viaja a Estados Unidos, donde reside primero en Filadelfia y luego en Nueva York, donde muere. En 1877, sus cenizas fueron traídas a Caracas y sepultadas en el Panteón Nacional el 27 de abril de ese mismo año.


Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 ... 594 595 596 597 598 599 ]