Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

Dr. José Francisco Yegres

Por: NurisGonzález | Creado: 11/07/2011 05:37 |
José Francisco Yegres nace en Caracas el 15 de octubre de 1941 en el seno de una familia de recursos muy limitados. Fue, como el mismo le gusta reconocer, criado en plena libertad, consentido por su joven madre y por su abuela, costurera de origen canario. Organiza reuniones de juego con sus compañeritos y, en una oportunidad, construye y vuela papagayos en los cielos de La Pastora utilizando un vestido tomado del taller de su abuela. Desde la adolescencia y bajo la tutela de uno de sus tíos paternos encauza su gran vitalidad su deseo de contribuir al sostén de la familia. Se dedica a trabajar como aprendiz en actividades como la albañilería, pintura de casas y carros. Realizadas sus faenas y todavía con el mono de obrero se dedica al estudio, obteniendo su título de bachillerato en 1965 en el Liceo Juan Vicente González de Caracas.
    Al año siguiente, acude para inscribirse en la carrera de Biología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela, la cual ofrece cursos nocturnos. Ese día se encuentra por primera vez con quien sería su compañera, Nicole Richard, realizando los mismos trámites; antes de finalizar sus estudios ingresan el mismo día al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), el cual ofrecía a los jóvenes universitarios venezolanos una oportunidad de formarse. Un lustro como compañeros de estudios los llevan a formar pareja en 1971; de esa unión nacen sus dos hijos: José Daniel y Juan Carlos. José Daniel hereda la inteligencia social de su padre y Juan Carlos el gusto por la música, herencia, que recibe de la abuela materna de los Estévez, conocidos músicos venezolanos.
    Como integrante de un equipo de prestigiosos científicos, tutelado por el Doctor Luis Manuel Carbonell, descubre su pasión por la Micología. A partir de 1973 aparece como co-investigador en publicaciones en revistas internacionales. Su excelente Curriculum y el deseo de promover la incorporación de profesionales formados para la investigación científica a la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, fueron motivos para que el Rector-Fundador Doctor Tulio Arends, le hiciera una invitación a participar en la creación de la Cátedra de Microbiología en 1981. Fue designado coordinador de la misma durante una década y luego ocupó la jefatura del Centro de Investigaciones Biomédicas (1990-1994); participó también como miembro del directorio de FUNDACITE FALCÓN durante varios años.
    En 1984 asiste a un curso Internacional de Posgrado en Micología Médica dictado por el Dr. Da Silva Lacaz en el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo (Brasil), becado por la Organización Panamericana de la Salud, donde tiene oportunidad de completar su formación en cuanto al estudio de los hongos patógenos.
    Promovió la formación de un equipo multidisciplinario de profesores dedicados al estudio de las micosis y en particular de la micosis subcutánea invalidante más frecuente en la zona semi-árida del estado Falcón; de esta manera aporta nuevos conocimientos sobre los factores determinantes de la endemia en las poblaciones de las zonas rurales dedicadas a la cría de caprinos. Dichos estudios, realizados en el seno de un programa donde se promueve la Declaración de Alma Ata, y con la participación de los estudiantes del último año de Medicina, han contribuido a la reducción de casos activos mediante la proposición de una metodología racional y efectiva mediante la búsqueda de los casos en las familias afectadas, y así poder realizar el tratamiento antes de evolucionar hacia la invalidez.
    Estos hechos son particularmente significativos en un contexto escéptico en relación con la necesidad de la investigación científica como herramienta para la solución de los problemas propios, quizás una de las causas principales en la dificultad de vislumbrar un desarrollo autóctono.
    El grupo ha sido reconocido como uno de los más importantes del país, no sólo por el número y calidad de las publicaciones, sino porque representa uno de los grupos de investigación que, por sus características de complementariedad, se adelanta a la tendencia contemporánea. Participa en la Maestría de Micología propuesta por la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda conjuntamente con el Instituto Nacional de Higiene, la cual garantiza una generación de relevo en el campo de la investigación en las instituciones universitarias y el futuro de la disciplina en Venezuela, y así se otorga un reconocido sitial a esta Universidad en la Historia de la Micología venezolana.
    Su incesante labor hacia la promoción de la Ciencia, iniciada en Caracas, lo llevó a participar como Miembro Fundador de los Capítulos falconianos de diferentes Sociedades científicas: Sociedad Venezolana de Microbiología (1982), del cual fue su Presidente (1994-1997), ASOVAC. Y colaboró con la Sociedad Parasitológica Venezolana. Fue designado Representante de Venezuela ante la Asociación Latinoamericana de Micología (1999-2000). Y mediante dichas actividades acercó reconocidos investigadores a la provincia.
    El Profesor Yegres ha sido escogido como Padrino por dos Promociones de estudiantes de la carrera de Medicina: II Promoción de Médicos Cirujanos "Dr. Rafael Gallardo" junio de 1987 y IV Promoción de Médicos Cirujanos "Declaración Alma Ata" en noviembre de 1988. En diciembre de 1996 fue Padrino de Promoción del VI Curso de Posgrado en Micología Médica del Instituto Nacional de Higiene " Rafael Rangel". En varias oportunidades ha sido merecedor de condecoraciones regionales, nacionales e internacionales, entre otras: Condecoración Mariscal Juan Crisóstomo Falcón; Orden Andrés Bello; Medalla al Mérito en el Trabajo; y Medalla Louis Pasteur. En 1998 recibió el Premio Regional de Ciencias otorgado por Fundacite Falcón.
    El reconocimiento internacional a su talento ha sido evidenciado por invitaciones del Ministerio de Educación del Japón y del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, para realizar investigaciones conjuntas en el Centro de Investigación de Hongos Patógenos de la Universidad de Chiba (Japón) en 1988/1989, y en el Laboratorio de Biología de Organismos Parásitos de la Universidad París Sud (Francia) en 1995.
    Fue reconocido como Profesor Meritorio Nivel I, por la Comisión Nacional del Sistema para el reconocimiento de Méritos (CONABA) a los profesores de las universidades nacionales en octubre de 1997 y por el Programa de Promoción del Investigador desde sus inicios en 1990. José Francisco Yegres cumple tres décadas de labor en el campo de la docencia y la investigación. En 1997 se le otorgó el beneficio de la Jubilación, lo cual no significó el abandono de sus quehaceres en el seno de la Institución.
                Su mérito más relevante, tal vez, sea su indiscutible calidad humana. Francisco Yegres es poseedor de una sensibilidad extraordinaria: percibe y resuelve situaciones en condiciones de extrema necesidad para otros. Su alegría vivaz y contagiosa y su inquebrantable optimismo ha conducido al logro de respuestas siempre acertadas o soluciones afortunadas, como en las operaciones de rutina en el laboratorio o en las "cosas" cotidianas. Esta capacidad innata, que traduce en permanente demostración, es producto de su incesante inquietud, su afán de superación y el cultivo constante de la actividad creadora, asumida con propiedad desde su infancia, pues él ha sido desde niño un hombre de la vida para la vida.

 


0 0 0

Dra. Anna Gualano Pallante

Por: NurisGonzález | Creado: 11/07/2011 05:29 |
  Anna Gualano Pallante nace en Acarigua, estado Portuguesa, el día 11 de noviembre de 1952. Es hija de dos italianos a quienes Venezuela acogió como emigrantes de la Segunda Guerra Mundial. Su padre, Giovanni (ya fallecido) trabajó como carpintero y su madre, Rosa Pallante, como maestra.
    Tiene dos hermanos: Pascual, Médico Radiólogo fallecido en 1999 y Juan Mario, Odontólogo, quien actualmente se desempeña como Presidente de la Cruz Roja en Maracay, estado Aragua.
    Anna se traslada a Barinas, donde realiza sus estudios de primaria en el Grupo Escolar "Estado Guárico" y su ciclo básico de secundaria en el Liceo "O’Leary".
    Posteriormente se radica en Mérida, donde termina su bachillerato en ciencias en el Colegio "Monseñor Silva". En dicha ciudad estudia su carrera de Medicina, donde egresa como médico cirujano en 1977 en la Universidad de Los Andes (ULA).
    Realiza su postgrado de Medicina Interna en la ULA entre 1980 y 1982 y el de Infectología en el Hospital Universitario de Caracas entre 1987 y 1989.
    Entre sus cargos desempeñados, ejerce como médico interno en el Hospital Central de San Cristóbal, estado Táchira, entre 1977 y 1978. Fue médico interno del Hospital Universitario de Los Andes y médico rural de la Medicatura El Morro en el estado Mérida entre 1979 y 1980.
    Desde 1983 ingresa como docente en la Universidad Nacional Experimental Francisco Miranda, Coro, estado Falcón. Actualmente es Profesor asociado en el Departamento de Medicina Interna del Hospital de Coro y como profesora de Semiología Clínica.
    Ha ejercido las funciones como primer Infectólogo en dicho estado. Fue directora de la Comisión de Estudios para Graduados en dicha universidad y fue presidenta del capítulo de la Sociedad Venezolana de Microbiología, filial Falcón, en el lapso 1991-1992.
    Entre sus líneas de investigación están las infecciones por Staphilococcus.   
    Al proponer a Anna para esta biografía en representación de los médicos infectólogos venezolanos, lo hago con la más grande admiración que me despierta, puesto que fueron Anna junto con el cardiólogo Mortimer Arreaza, la cirujano plástico Marisol Graterol y la pediatra Rosario García, los mejores condiscípulos de mi carrera en medicina, con quienes me une una gran amistad personal.
                Considero a Anna una dama a carta cabal y excelente profesional. Como Infectólogo, es llamada a todos los rincones de la geografía falconiana, adonde se traslada siempre de manera desinteresada a ayudar y orientar a cualquier médico en el manejo del paciente infectado, tanto en la población pediátrica como la adulta. Es admirada también por sus alumnos, por ser una excelente maestra de la Semiología, ya que hace bastante hincapié en las manifestaciones orgánicas de las enfermedades infecciosas. Además de sus dotes de docente, Anna es una gran amiga de todo aquel que la conoce. Entre sus hobbies está escuchar música clásica, romántica y jazz. También es una apasionada de la música venezolana y practica con frecuencia la gimnasia rítmica.




0 0 0

Dr. Placido Daniel Rodriguez Rivero

Por: NurisGonzález | Creado: 11/07/2011 05:20 |

Nació en San Felipe el 24 de Agosto de 1876, fue un médico destacado, egresado de la Universidad Central de Venezuela, de la que luego fue rector, permaneciendo en su desempeño desde 1928 hasta 1935.

Ocupó otros importantes cargos, fue Cónsul en España, Director de Sanidad y miembro de la Academia Nacional de la Historia.
Fue el fundador de los estudios de la Historia de la Medicina en Venezuela
Como escritor el autor de invalorables que significaron un preciado legado, tanto para la medicina con la edición de “La Historia Médica de Venezuela hasta 1900”, y las “Apuntaciones para la Historia de la Cirugía en Venezuela”, como para la historia, siendo uno de los mas conocido: “Origen y desarrollo de San Felipe El Fuerte”. Murió en Caracas el 21 de febrero de 1939.

El Hospital Central de San Felipe lleva su nombre como un merecido reconocimiento a este valioso yaracuyano.


 

0 0 0

Dr. Antonio José Hermoso

Por: NurisGonzález | Creado: 11/07/2011 05:15 |
Nace en Coro el 20 de marzo del año 1900. Médico. En la madurez de su vida publicó dos libros. Con el libro “Sol en el páramo” obtuvo un premio en la mención poesía, en Barcelona en el año de 1969.

La poesía de Antonio José Hermoso se caracteriza por la riqueza de imágenes visuales. Este poeta suele ser muy descriptivo, observador y por momentos omnisciente. A raíz de sus viajes, los temas que aborda en su poesía no se limitan a una zona geográfica o cultura específica, sino que se convierte en un espectador del mundo. Cultivó tanto la poesía popular y los versos libres.


0 0 0

Dr. Rafael Casanova Duarte

Por: NurisGonzález | Creado: 11/07/2011 05:12 |

La historia de Rafael Casanova Duarte se asemeja a la de un hombre capaz de llevar dos vidas paralelas: por un lado la de la música y por otro la de la medicina. Este cirujano plástico y oncólogo, nacido hace cuarenta y nueve años, no sólo tiene un amplio curriculum médico, sino también una extensa y provechosa trayectoria musical, que lo ha colocado como uno de los más destacados cuatristas venezolanos de los últimos tiempos.

Caracas, esa cosmopolita capital venezolana, fue la ciudad que lo vio nacer. Sin embargo, sus raíces provienen de la región de Los Andes, estado Táchira, de allí la influencia musical por parte de su abuelo paterno, quien tocaba la flauta y un instrumento típico, que tiene por nombre tiple.

Pero fue su abuelo materno Luis Alberto Duarte, el primero en enseñarle las notas musicales a través del violín, cuando apenas Rafael tenía cuatro años de edad. Más tarde se trasladaría junto con su familia para Punto Fijo, estado Falcón, donde su papá trabajaba en la transnacional petrolera Shell. "Allí, por primera vez a los cinco años de edad recibo clases de cuatro de un compañero de papá que las dictaba ocasionalmente, que se hacía llamar Charro Gil", recuerda.

Tiempo después regresa a Caracas, y a los nueve años de edad, Rafael Casanova es inscrito en la Academia de Música Fischer. Allí conoce al profesor Inocente Bello, que los conduce por los primeros senderos en el aprendizaje del arpa venezolana. La Academia Fischer fue la puerta de entrada al mundo del espectáculo, pues le permitió participar en importantes programas como "Mejías y sus Dibujos", transmitidos por la Televisora Nacional, en ese entonces Canal 5.
 

Casanova recuerda al maestro Freddy Reyna como uno de sus mayores mentores en el arte de tocar las cuatro cuerdas. Lo conoció luego de un período en el que su dedicación no sólo había sido académica sino también autodidacta.

No alcanzaba a cumplir aún los veinte años cuando participó en el Segundo Curso Nacional de Cuatristas Solistas, realizado en el Instituto Arte de Venezuela. En esta etapa de su vida da un nuevo paso que sería uno de sus mayores logros: el ingreso a la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela.

La universidad no sólo le brindo los conocimientos necesarios aplicados a la medicina, sino también le abrió las puertas de las salas más importantes donde pudo presentar, junto al maestro Reyna, varios repertorios musicales. Mientras estudiaba, Casanova estuvo cargo de la Comisión de Cultura, y su vez, de dictar cursos de cuatro de nivel avanzado. En esta nueva fase, Rafael conoce a nuevos amigos con los cuales inicia un nuevo proyecto. "Formamos una agrupación de música venezolana, llamada "Los de Aquí", dimos varios conciertos, no sólo en las principales salas del recinto universitario, sino también en diferentes auditorios de Caracas, en el interior del país y el exterior", recuerda.

En 1977 recibe el título de Médico Cirujano en la Universidad Central de Venezuela, a partir de ese entonces decide ir al encuentro de un nuevo destino: la Isla de Margarita, en el Estado Nueva Esparta. Allí comienza a realizar sus prácticas de medicatura rural, y también emprende una nueva fase en su carrera musical.

"Tuve la gran suerte de tener como vecino a uno de los más grandes guitarristas clásicos venezolanos: el profesor Rómulo Lazarde – señala- . Mi cercanía con él permitió crear una sólida amistad, y a la vez pude transmitir una serie de conocimientos muy interesantes en la guitarra clásica, uno de ellos fue el que pude trabajar tiempo después: los efectos acústicos tímbricos" (técnica con el cuatro que trata de imitar un instrumento como: el tambor, las maracas, trompeta y cualquier otro de percusión o cuerdas).

Lazarde, según Casanova, tenía diferentes composiciones acústico tímbricos, entre ellas una Jota Aragonesa "excelentemente tocada" y una canción llamada "Efectos Acústicos Tímbricos N° 1". "Fue cuando comencé a ver si había posibilidad de transferir esos efectos al cuatro solista, y entonces creé marchas militares, y continué perfeccionando la técnica".

Todas estas actividades fueron llevadas a cabo por Rafael Casanova, sin olvidar el propósito principal por el que había arribado a la Isla: la práctica médica. La medicatura de Tacarigua y la Clínica de Prevención del Cáncer fueron los lugares más frecuentados por Casanova durante un año. Pero paralelamente colaboraba con las diferentes casas de cultura junto a uno de sus más allegados amigos llamado Beto Valderrama Patiño, bandolinista y compositor de música oriental. Al finalizar la medicatura rural, Casanova regresa a Caracas, continua su actividad médica, y realiza el postgrado de Cirugía y Oncología, en el Hospital Oncológico Padre Machado.
 

Al terminar su postgrado, tomó sus maletas rumbo a Brasil, país cuya riqueza musical es reconocida mundialmente. Pese a que el propósito principal era continuar sus estudios de cuarto nivel, no desestimó la oportunidad de tener contacto con la música popular de este país. Los efectos acústicos tímbricos colmaron la atención de Casanova, y fue entonces cuando comenzó a imitar con el cuatro, instrumentos como el birimbao, el tamboril, el pandeiro, el cavaquiño y la cuica . Casanova Duarte es considerado el primer venezolano que con el cuatro ha imitado los instrumentos utilizados en la batucada (género musical que acompaña a las escuelas de samba en la época de Carnaval).

El 24 de julio de 1984 ofreció un concierto con motivo de la conmemoración del natalicio de El Libertador, Simón Bolívar, conjuntamente con la Orquesta Sinfónica de Sao Paulo, en el segundo teatro más grande de esa ciudad: el Teatro de Cultura Artística. "Fue una experiencia maravillosa. El evento estuvo coordinado por el Consulado y la Embajada de Venezuela en esa ciudad, además la receptividad y la acogida fueron realmente significativas".

Posteriormente representó a Venezuela en el Festival Folklórico de la Canción Paraguaya y Latinoamericana que se celebró en la ciudad de La Asunción, en septiembre de 1984. Luego, en noviembre de ese mismo año en el Teatro de Copacabana de Río de Janeiro, ganó el Festival Artístico-Médico dentro de la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica, en el que participaron más de 2500 médicos. Al mismo tiempo por el lado de la medicina, fue galardonado con el Premio de Residentes Víctor Spina, por le mejor trabajo científico en Cirugía Plástica en Brasil.

Luego viajó a los Estados Unidos donde no sólo continuó especializándose en la rama de la medicina. A su vez, ofrecía conciertos en diferentes universidades y en 1985, fue galardonado con el Tercer Premio en Cirugía Plástica (Plástic Surgery Educational Foundation Contets), de la Sociedad Norteamericana de Cirugía Plástica y con el Sexto Premio en Cirugía Plástica (Senior Resident Conferenc Contest In Plastic Surgery), del Congreso Norteamericano de Residentes en Cirugía Plástica, en Richmond, Virginia.
 

Armonías de Venezuela" fue la agrupación en la que participó luego de una importante trayectoria recorrida. Juan Marques, Eduardo Prato y Fernando Galíndez tocaban música instrumental con instrumentos como: la mandolina, la bandola, el cuatro y el contrabajo. "Me llamó poderosamente la atención porque era la primera agrupación de música venezolana instrumental que en un alto número de canciones, mezclaban la bandola barinense con la mandolina".

Posteriormente, Fernando Galíndez se retira de la agrupación y dos nuevas personas ingresan a Armonías de Venezuela: Edgar Rivera y Félix Rojas. "Todos los integrantes son profesionales, algunos con cargos importantes y elevados", comenta el cuatrista.

Durante los últimos tres años ha sido concertista y profesor en la enseñanza de los efectos acústicos tímbricos y de la historia del cuatro en los talleres del Festival Nacional del Cuatro, que se celebra en la ciudad de Los Teques (estado Miranda) y en el Teatro Nacional de Caracas.

El grupo Armonías de Venezuela tiene en su haber cinco discos. El disco titulado "Viva" es el primero en formato multimedia de música venezolana instrumental que aparece en el mercado. "Estuvimos trabajando en ese disco más de un año. En él puedes ver y todos los instrumentos de música venezolana, la fotografía, sus afinaciones y los detalles de cada uno". Dentro de la discografía también figura, el que editaron con motivo de los ochenta años del Liceo Simón Bolívar de San Cristóbal, y el cual contiene canciones inéditas propias de la música tachirense.

Una característica interesante de esta agrupación es que sus conciertos tienen carácter didáctico y son presentados en diferentes idiomas: inglés, francés, italiano y portugués. Además ha participado en diversos programas de televisión como Clásicos Dominicales (RCTV), Patrimonios (Jesús Sevillano), Al Mediodía Simón Díaz (VTV), Almorzando con Orlando (TELEVEN), y en las emisoras: Radio Capital, RQ910 y Radio Nacional de Venezuela (RNV)
 

La identificación con el folklore venezolano y su pasado andino quizás han sido las importantes influencias en este compositor, quien ha sabido destacarse en el campo musical. Tanto, que actualmente dedica parte de su tiempo a la investigación histórica de música folklórica venezolana, especializándose –evidentemente – en el origen del cuatro.

"He investigado sobre las afinaciones folklóricas venezolanas y hasta ahora tengo recopiladas cuatro tipos y sus primos hermanos: el cuatro y medio, el cinco, el cuatro tamunanguero, el cinco y medio, el seis y el octavo". Como buen coleccionista de instrumentos de cuerda, en su tiempo libre se dedica a visitar a varios fabricantes de cuatro en diferentes regiones del país.

"Tengo en estos momentos probablemente el ancestro más viejo del cuatro venezolano: un octavo que data de 1860. Es muy pequeñito y debe medir unos sesenta centímetros de largo, de ocho cuerdas y cuatro órdenes, descendiente del tatarabuelo del cuatro que es la guitarrilla renacentista traída por Cristóbal Colón y difundida en Venezuela por varios siglos".

También la música renacentista y barroca, han sido blanco de estudio en sus investigaciones. "Actualmente acabo de adquirir la guitarra barroca, uno de los pocos instrumentos que existen hoy en el mundo, es muy extraña porque es una guitarra de ocho cuerdas y cuatro ordenes y tiene la misma afinación de un cuatro".

Pocas personas conocen con detalle los gustos y preferencias musicales de El Libertador Simón Bolívar. Rafael Casanova nos cuenta que en la actualidad se encuentra montando en los instrumentos que colecciona, la música preferida por El Libertador Simón Bolívar.

"Existen unas recopilaciones de finales de siglo XVIII, hechas por el maestro Raúl Borges y por Federico Reina, (el padre Fredy Reina) de varias danzas y contradanzas que Simón Bolívar escuchaba. una composición llamada "La Libertadora", y unas mazurcas que él bailaba en sus viajes por Los Andes", comenta.
 
 

Página [1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 ... 301 302 303 304 305 306 307 308 309 310 311 ... 544 545 ]